¿El aceite de pescado es útil o perjudicial para el corazón?

Aceite de pescado: beneficios y riesgos
El aceite de pescado es uno de los suplementos más estudiados, pero los resultados de esta investigación son contradictorios. Si bien algunos estudios sugieren que puede tener beneficios para la salud del corazón, otros indican lo contrario y también se ha asociado con un riesgo ligeramente mayor de fibrilación auricular (un tipo de latido cardíaco irregular).

Evidencia contradictoria
A diferencia de la mayoría de los suplementos, el aceite de pescado ha sido objeto de numerosos estudios rigurosos. Sin embargo, los hallazgos han dejado a investigadores y médicos debatiendo su eficacia. Por un lado, algunos estudios sugieren que el consumo regular de pescado se asocia con una menor probabilidad de morir por enfermedad coronaria. En experimentos con animales, se ha demostrado que el aceite de pescado ayuda a mantener el funcionamiento adecuado de las señales eléctricas en las células del corazón.

Expectativas y realidad
Inicialmente, hubo mucho entusiasmo por los resultados que mostraban los beneficios de comer pescado. Se esperaba que estos beneficios también pudieran obtenerse mediante suplementos de aceite de pescado. Sin embargo, los ensayos clínicos han contado una historia diferente. La mayoría de estos estudios no encontraron una reducción en la muerte por enfermedades cardíacas o eventos cardiovasculares totales, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Hallazgos clave del estudio
Un metanálisis de 2018, que combinó los resultados de 10 estudios sobre omega-3 con casi 78.000 participantes, no encontró ningún beneficio significativo en la reducción de las enfermedades cardíacas. Otros estudios importantes también han mostrado resultados similares:

  • Estudio de 2018: Con más de 15,000 adultos con diabetes tipo 2 seguidos durante un promedio de siete años, no se encontraron beneficios generales para la salud del corazón.
  • Estudio de 2019: Con más de 25.000 adultos de 50 años o más seguidos durante un promedio de cinco años, esto tampoco mostró beneficios significativos.
  • Estudio de 2020: probó una dosis alta de omega-3 en más de 13.000 personas con riesgo de enfermedad cardiovascular y no encontró ningún beneficio.

Conclusión
A pesar de numerosos estudios, los beneficios del aceite de pescado aún no están claros. Algunos estudios han mostrado resultados prometedores, pero muchos otros no han mostrado beneficios significativos. Además, la relación entre el aceite de pescado y el mayor riesgo de fibrilación auricular añade una capa adicional de complejidad a la evaluación de su seguridad y eficacia.

El debate sobre los beneficios y riesgos del aceite de pescado continúa y será necesaria más investigación para llegar a conclusiones definitivas.