La mejor ubicación del aeropuerto de Guatemala.

Desde el siglo pasado, empresas y países han realizado estudios para determinar la mejor ubicación para un aeropuerto internacional, destacando Japón a principios del siglo XX.

La reparación del aeropuerto de Auror fue posteriormente descartada debido al peligro de que un avión defectuoso pudiera destruir parte de la ciudad, causando destrucción y la muerte de miles de personas.

Por eso suena absurdo que ahora personas ignorantes, interesadas y/o engañadas pretendan hacer negocio con el dinero del pueblo, queriendo arreglar un aeropuerto que fue descalificado por su peligrosidad en estudios previos.

Con mi compañero de más de 50 años, Gonzalo Hernández, tuvimos una reunión en 1997 con el Presidente Álvaro Arzú, el señor Mariano Rayo Ovalle, el señor Roberto Gálvez del PNUD, acompañados de los agricultores Humberto Arriaza, José Ramón Mendoza, los hermanos Villavicencio Palma y el señor Oscar Cáceres Pinzón, en la que presentamos el proyecto en la zona elegida como el mejor y más seguro, habiéndose comprometido el Presidente Arzú a presentar la solicitud al PNUD-OACI, pero nos decepcionaron al no hacerlo y ni siquiera nos dieron la razón.

El último intento fue en la época del presidente Oscar Berger. Se estaban realizando reuniones en el Hotel Conquistador de la Zona 4, donde los miembros de la Embajada de Japón dirigían la reunión, para determinar la mejor ubicación para el nuevo aeropuerto. Recibí una llamada del Viceministro Ingeniero Ernesto Ramírez Pereira quien me dijo, yo sé cuántos años usted ha trabajado con un grupo de personas, tratando de construir un aeropuerto internacional digno de nuestro país, por favor representenos en las reuniones que organiza la Embajada de Japón, que se están realizando en el club del aeropuerto.

El estudio contenía alrededor de 60 posibles sitios y cuando llegué solo quedaban alrededor de 49. Después de varias reuniones bajaron a 9, entonces el representante de Japón me dijo que mi propuesta ya no estaba entre las elegidas. Mirando el mapa sobre la mesa, noté que todas las pistas estaban orientadas al norte. Entonces pregunté al expositor japonés: ¿Ha notado que sus aeropuertos en el mapa sobre la mesa están orientados de sur a norte y frente a ellos está el Volcán de Fuego? ¡Ufff! dijo, se puso de pie y se fue, dando por terminada la reunión. En la siguiente reunión dijo: ya elegimos los tres que solicitó su gobierno y dirigiéndose a mí dijo: se eligió el mejor, el que usted presentó.

No perdamos más tiempo, construyamos el primer aeropuerto internacional en el mejor lugar, desarrollemos nuestro país y entonces construiremos al menos un aeropuerto de clase mundial en cada región.