Q15 millones en sala de embarque y fugas de agua

El cielo cayó por lluvias torrenciales en Puerto San José, Escuintla. Foto: La Hora / Fabricio Alonzo.

Parece que nada salió bien en el intento de remodelación del Aeródromo de San José, en Puerto San José, Escuintla, notable obra del expresidente Alejandro Giammattei, quien el día que lo anunció aseguró que sería un aeropuerto de carga “único”. . en Centroamérica.”

De los seis proyectos millonarios, sólo dos fueron concluidos, pero uno ya presenta fallas, se trata de la remodelación del internado, obra para la cual el Fondo de Solidaridad Social (FSS) del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) ) firmó un contrato por Q8.9 millones, pero por sobrecostos terminó costando Q15.3 millones.

La firma adjudicada fue Construcciones e Importaciones Exicasa, empresa que durante los cuatro años de Giammattei recibió el 69% del total de ingresos que ha obtenido desde 2006, primer año en el que tiene registros de ventas al Estado, en Guatecompras.

De acuerdo a la descripción del proyecto encontrada en el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), este consistió en la remodelación de la habitación de huéspedes, en un área aproximada de dos mil 247 metros cuadrados, de un solo nivel, donde se ubicarían. áreas de desembarco, oficina del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), Migración, así como servicios de salud, bancos y locales comerciales.

También se contempla la construcción de una zona de embarque, con servicios sanitarios, una sala VIP, oficinas de la Superintendencia de Administración Tributaria, 10 locales comerciales, un restaurante, seis oficinas para aerolíneas, un mostrador de registro de equipaje, un kiosco de información, oficina de revisión y Otra oficina de seguridad.

Asimismo, en la descripción del proyecto también se incluye una sala de espera de embarque para 220 personas, que también contaría con áreas de restaurante y servicios de baños. Finalmente, en el área administrativa se contempló la instalación de un almacén, un área financiera y oficinas de seguridad.

La ficha descriptiva dice que para la ejecución del proyecto se procederá al desmontaje y derribo de puertas y ventanas, paredes de pladur y falsos techos. Para la nueva distribución, destaca, se construirán muros prefabricados de pladur, se instalarán pavimentos porcelánicos de alto tránsito, se colocará falso techo reticulado, enlucido y tamizado con pintura látex como acabado final.

Finalmente, dice que el edificio debe contar con instalaciones “especiales”, como un sistema telefónico, un sistema de datos conducido por tubería de PVC, sostenido por canales metálicos suspendidos, aire acondicionado, para la climatización de las habitaciones, y una red de sistemas. . protección contra incendios.

Hasta el momento, la empresa ya ha entregado el edificio, que desde lejos destaca por sus paredes blancas y naranjas. Sin embargo, cuando te acercas puedes ver que ya tiene ciertos problemas.

La Hora visitó las instalaciones el 30 de mayo y encontró que el repelente comenzaba a caer de las paredes exteriores del edificio; Además, ese día los trabajadores luchaban por limpiar una de las áreas del salón porque las lluvias de dos noches antes habían derrumbado el techo.

En el lugar, este medio constató que se había filtrado una gran cantidad de agua, que parte del falso techo se había desprendido y las paredes habían sufrido daños.

Uno de los trabajadores que intentaba limpiar la habitación denunció que lo ocurrido no fue una fuga, sino un torrente de agua.

El otro proyecto que se completó es la construcción de los controles de seguridad y el muro perimetral. Obra que fue adjudicada a Desarrollo Integral Corporativo, SA por Q17.7 millones, aunque al final terminaron pagando Q22.2 millones por sobrecostos.

La descripción dice que el muro sería para “cerrar todo el perímetro” del Aeródromo, con una longitud de ocho mil 364 metros y se construirían cuatro puertas de acceso de uno y dos niveles.

El día de la visita, este medio confirmó que se había construido el muro, y que se terminaron tres garitas, sin embargo, no se realizaron trabajos de nivelación del terreno.