Un futuro incierto para Guatemala

Con un discurso populista, el presidente Giammattei anunció que el 27 de julio inicia la reapertura de las actividades del país a través de un tablero de alertas en base a los colores que utiliza la Conred, precisamente cuando hay más casos positivos y más decesos, pero no suficientes pruebas para detectar más.

Muchos guatemaltecos aplaudieron la decisión sin analizar las consecuencias que esto traerá. En el entendido que por cada 100 mil habitantes se aplicará cada tipo de alerta (roja, naranja, amarilla o verde); sin embargo el gobierno no hará las pruebas suficientes para detectar casos positivos de Covid-19 que hasta ahora no han sido confirmados. 

El presidente constantemente dice que Guatemala es de los países con menos casos y letalidad en comparación a otros países, pero tampoco hace mención que no hay tantos casos como otros países porque no se han hecho suficientes pruebas que los confirmen, sino otra sería la historia, por lo mismo no tenemos cifras que reflejen estadísticas más reales.

Los constantes problemas del sistema de salud

La alta demanda por la cantidad de infectados, no hay suficientes camas para recibir a pacientes positivos. Además, los que están internados, no reciben la atención necesaria debido a la cantidad de pacientes en relación al personal de salud.

Los casos que el MSPAS llama como leves y que están en cuarentena en sus casas, no existe el control para verificar si estos están siguiendo el tratamiento que les hayan indicado, asimismo si están aplicando los protocolos para no contagiar a más gente, porque sabemos que culturalmente en las colonias populares y asentamientos, las personas irresponsablemente se exponen, se contagian y contagian a más.

Por otra parte, se han dado casos que ingresan pacientes a los hospitales, luego los familiares ya no tienen información de ellos, cuando se dan cuenta fueron enterrados como XX, entonces la gente tiene miedo a acudir a los hospitales e IGSS porque no saben lo que se les espera.

Hay centros de salud cuando se les alerta de posibles casos o casos positivos que están en contacto con más gente para que activen un cordón sanitario, responden que ellos no pueden hacer nada, que reciben órdenes del MSPAS a través de reportes; entonces, por la irresponsabilidad de gente, exponen a muchos más, pero esos casos quedan fuera porque si no son diagnosticados por el MSPAS nunca aparecerán en sus estadísticas.

¿Qué hará el gobierno con los municipios en alerta verde o amarilla?

En el caso de los municipios en verde o amarillo, tendrían que estar aislados para evitar que de otros que están en naranja o rojo vayan a provocar que cambie su situación. ¿Todo esto cómo lo va a trabajar el Gobierno? Eso no lo dice, solo menciona el título y la introducción del libro, pero no el demás contenido de este libro.

¿Hay que reaperturar el país? Sí pero cuando existan las condiciones para que los guatemaltecos podamos retomar nuestras actividades sin temor a que vayamos a perjudicarnos a corto plazo. Sino, veamos a aquellos países que reaperturaron sus actividades, pero en poco tiempo tuvieron repunte de miles de casos. De nada sirve exponer a la gente si va solo a contagiarse y a morir.

Hasta el momento el futuro de nuestro país es incierto. Todos necesitamos trabajar, continuar con nuestras vidas, pero si no existen esas condiciones, lo vamos a lamentar mucho.

Recuerde que aunque el gobierno tiene gran parte de responsabilidad, también todos debemos hacer nuestra parte, de lo contrario, no saldremos de esta situación.

Que Dios bendiga a Guatemala, pero sobre todo que les de sabiduría a los gobernantes para hacer lo correcto y a la población sentido común para no exponernos.